La cafeína tiene sus efectos en el organismo

Para muchos la cafeína es un vicio y desde algún tiempo la balanza baila entre quienes apuestan por sus beneficios para la salud y quienes por el contrario reafirman lo perjudicial que puede ser para el organismo. En lo que sí coinciden todos es que la cafeína se trata de una sustancia con efectos estimulantes, siendo un alcaloide desde el punto de vista químico.

La cafeína se consigue por lo general en el café, indistintamente de sus modalidades, el cacao, guaraná, yerba mate y el té; en las bebidas denominadas cola, así como también las bebidas carbonatadas.

Si usted es un asiduo consumidor de café o cafeína es importante que conozca las ventajas y desventajas de hacerlo a diario, considerando incluso que, como toda sustancia estimulante, su consumo excesivo puede causar una leve dependencia y su ausencia en el organismo puede ser causante de dolor de cabeza, somnolencia e irritabilidad.

 

Beneficios del consumo de cafeína

Entre los efectos directos de la cafeína que pueden favorecer al organismo destacan los siguientes:

  • Ingerir dosis moderadas de cafeína está asociado a la reducción del riesgo de padecer enfermedad de Parkinson.
  • Estimula la circulación, respiración y el sistema nervioso
  • Disminuye la fatiga y el esfuerzo. Estudios han demostrado que la cafeína estimula el cerebro y reduce la percepción del esfuerzo que se aplica durante el entrenamiento; por tanto el ejercicio no causa fatiga.
  • Facilita la actividad mental ya que aumenta la sensación de atención y alerta
  • Reduce la somnolencia
  • Permite relajar el esfínter anal contribuyendo con evacuaciones regulares.

Efectos perjudiciales de la cafeína

Consumir cafeína en dosis altas puede tener ciertos efectos perjudiciales en el organismo tales como:

  • Aumento de la tensión arterial
  • Aumento en la producción de mayor cantidad de orina
  • Aumento de la actividad cardiopulmonar.
  • Aumento del colesterol, especialmente en las bebidas hervidas
  • Durante su abstinencia puede producir síntomas como vómito, náuseas, irritabilidad, dolor de cabeza y fatiga.
  • Descontrol del sistema nervioso provocando temblores y ausencia de control del propio cuerpo.


La recomendación general es consumir cafeína en dosis moderadas, especialmente porque cuentan más los efectos positivos sobre los negativos. Es capaz de estimular las funciones vitales del organismo siempre y cuando las dosis de consumo no sean excesivas. Todo se trata de control, de un uso racional para beneficiar a la salud y obtener calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *