Los malos hábitos en la disfunción erectil

El consumo de alcohol y drogas, puede afectar de forma negativa en las relaciones sexuales de los hombres. Píldoras para la potenciación sexual masculina, como Kamagra, son altamente recomendables en este tipo de situaciones. La ingesta en grandes cantidades de alcohol o de forma abusiva y continuada, provoca trastornos en el sistema nervioso por lo que la reacción sexual, se produce de un modo más lento.

Nuestro sistema nervioso dictamina una orden al sistema de circulación

Una erección, es la respuesta física, ante un estímulo sexual, debido a que nuestro sistema nervioso, dictamina una orden al sistema de circulación de la sangre, provocando que el torrente sanguíneo en el pene crezca y de lugar a la referida erección. No obstante, con el consumo de alcohol, la actividad del sistema nervioso se ve afectado, retrasando el diálogo que se origina entre el cerebro, los impulsos estimulantes y el sistema circulatorio, lo que desemboca en una alteración en la llegada de la sangre al pene, provocando a su vez una disfunción eréctil, como consecuencia directa de la toma de alcohol.

Los malos hábitos en la disfunción erectil

Las drogas y el tabaco segunda y tercera causa de impotencia, después del alcohol

El consumo de distintas drogas y el tabaquismo, se consideran como la segunda y tercera causas principales después del alcohol, que se relacionan estrechamente con la impotencia sexual o incapacidad de lograr o mantener una erección. En el caso de la cocaína, por citar un ejemplo perfecto, esta droga, interviene negativamente en nuestro organismo, estrechando los vasos sanguíneos, ocasionando una disminución del flujo sanguíneo y en su estructura, dañando peligrosamente los impulsos que originan la erección.

Malos hábitos de comportamiento relacionados con la mala salud

Asimismo, estos malos hábitos de comportamiento, directamente relacionados con la mala salud, a la larga, provocarán en otros órganos del cuerpo distintas anomalías, como pueden ser la hipertensión o problemas cardiovasculares. Por lo que la aparición de esta disfunción eréctil, puede considerarse, como una señal de alerta, ante posibles enfermedades venideras, como las anteriormente expuestas, ocasionando una gravedad extrema para quien las padezca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *