Una copa de vino tinto al día hace la diferencia

Especialistas suelen recomendar la toma de una copa de vino tinto al día para aprovechar los múltiples beneficios que este hábito puede proporcionar al organismo. Sin embargo es necesario tener en cuenta que no se trata de otro tipo de vino (rosado, blanco, espumoso) sino el tinto.

 

La principal razón para ello es la presencia de polifenoles en la cáscara y semillas de la uva morada que se utilizan para preparar el vino. Según la variedad de la uva, la cantidad de sol y el terreno donde crecieron los racimos o la concentración alcohólica, tendrán más o menos polifenoles. Por ejemplo, el vino blanco  se realiza solo con la pulpa de la uva por lo que carece de tal sustancia.

 

¡Una copa, no más!

La cantidad apropiada es una copa al día según los expertos y el mejor momento para consumirla es acompañando una de las comidas, preferiblemente la cena o el almuerzo. El vino es saludable y ayuda principalmente a prevenir muchas enfermedades cardiovasculares, pero también tiene otras ventajas.

  • Reduce el riesgo de fallecimiento por variadas causas, pues una copa de vino tiene un efecto protector de la salud.
  • Disminuye el efecto del cigarrillo, regula los daños generados por el tabaco en los vasos sanguíneos.
  • Quienes asumen este hábito tienen menor cantidad de proteína fibrinógena promotora de la formación de coágulos en la sangre, de allí que se le otorgue al vino tinto efectos anticoagulantes y antitrombóticos.
  • Previene la aparición de arterosclerosis, ya que puede combatir los síntomas causados por la degeneración de las arterias.
  • Reduce la formación de cálculos renales porque disminuye el riesgo de desarrollar piedras en el riñón.
  • Evita la aparición de la enfermedad de Alzheimer
  • Previene la aparición de arrugar porque ayuda al organismo a protegerse de los radicales libres que aceleran el envejecimiento de la piel.
  • Además de controlar la presión sanguínea también controla el colesterol malo.
  • Previene la gripe y los resfríos. Quienes toman una copa de vino tinto a diario son menos propensos a resfriarse.
  • Minimiza la posibilidad de sufrir cáncer de garganta.
  • Las personas que consumen cantidades moderadas de vino tinto tienen mayores posibilidades de prevenir la diabetes tipo 2.
  • Ayuda a mantenerse despiertos o en vigilia por la cantidad de melatonina que contiene, siendo ésta la hormona que ayuda a desaparecer el sueño.

Ahora a tomar vino tinto, pero solo una copa, no más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *